Seguridad en las excavaciones

Las excavaciones son operaciones necesarias en toda actividad de construcción o de dragado. Permite la remoción y movilización de tierra, así como de otros elementos que puedan interferir en una obra.

Se considera una excavación toda cavidad, depresión o corte que se realice en una zona determinada de tierra. Las zanjas, a su vez, también son excavaciones, pero mucho más angostas que se realizan a diferentes profundidades.

Al realizar este tipo de trabajos, se debe considerar siempre algunas medidas de seguridad que permitan a las personas, maquinarias y a la obra en sí, estar absolutamente a salvo de cualquier tipo de eventualidad que pueda presentarse.

Riesgos al realizar excavaciones y zanjas

Cualquier obra lleva consigo una carga de riesgos que deben preverse y evitarse para garantizar la seguridad de los operarios y demás personal, así como para los propios materiales y la zona en general. Veamos algunas consideraciones respecto a esto:

  • Derrumbes: es un trabajo especialmente delicado que debe realizarse previo estudio del terreno y contando con el implemento que permita detener cualquier tipo de deslizamiento.
  • Caídas: otro de los grandes riesgos en la realización de las excavaciones y zanjas. Tanto para el personal como de los equipos, material y maquinarias.
  • Atmósferas peligrosas: tanto si hay instalaciones o tuberías de algún tipo, como en aquellas obras en las que se debe bajar a grandes profundidades o estar cerca de áreas pantanosas o muy húmedas.
  • Uso de la propia maquinaria: la reducción de visibilidad y falta de maniobrabilidad de la maquinaria constituye siempre un factor de riesgo a cuidar al realizar obras de excavaciones y zanjas.

8 consejos clave para la seguridad en excavaciones y zanjas

Algunos consejos claves para mantener la seguridad al pleno al realizar obras de excavaciones y zanjas y que toda empresa que preste un servicio de calidad como Excavaciones Blas Antequera siempre toma en consideración, son las siguientes:

  1. Realizar el estudio previo del terreno y zonas aledañas.
  2. Hacer una supervisión constante del progreso de la excavación o zanja.
  3. Siempre ubicar todos los equipos a una distancia prudencial de las excavaciones que se realizan.
  4. Como una medida de seguridad industrial, siempre debe utilizarse todo el equipo de protección personal. Aun estando lejos de la excavación.
  5. Verificar las condiciones climáticas de la zona de trabajo, previendo posibles lluvias o tormentas que puedan entorpecer la actividad y poner en riesgo la obra o a los propios trabajadores.
  6. Cuando las excavaciones son muy profundos, una medición constante de los niveles de oxígeno se hace imprescindible. Al igual que el monitoreo de cualquier otro tipo de gas o componente tóxico.
  7. Siempre debe estar el supervisor de la obra al tanto de cada movimiento que realice la excavadora y del personal que esté trabajando en el lugar, garantizando su seguridad de los técnicos, obreros y la de la obra en sí.   
  8. Un consejo de empresas expertas como Excavaciones Blas Antequera es contar con un sistema de autoinspección recurrente para hacer mejoras en la calidad del trabajo y especialmente en las medidas de seguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.