El Botóx, como tratamiento contra la rinitis

Un grupo de de científicos de la Universidad de Göttingen (Alemania) ha investigado con 20 pacientes un tratamiento contra la rinitis, utilizando el botóx; pero no con inyecciones, sino con una especie de esponjas empapadas en dicha neurotoxina.

El Botóx, como tratamiento contra la rinitis 1

Los pacientes fueron divididos en dos grupos; uno tratado con bótox y otro con placebo y, durante 12 semanas, se registraron los cambios de algunos síntomas como: obstrucción nasal, consumo de pañuelos, estornudos, rinorrea (inflamación de la mucosa nasal).

“Hubo una clara reducción de la cantidad de secreción nasal en el grupo al que se le administró toxina botulínica”, manifiestan los estudiosos.

Cita extraída del Informe de la Universidad de Göttingen

Se confirma una mejoría de la enfermedad

Según los autores de la investigación, estos hallazgos, confirman el rol de la acetilcolina como un importante neurotransmisor en el desarrollo de los síntomas de la rinitis. La toxina botulínica inhibe la liberación de este compuesto y esto se traduce en una mejoría de la enfermedad.

“Hemos demostrado que esta aplicación mínimamente invasiva es segura, no produce dolor y es eficaz”, añaden los expertos

Cita extraída del Informe de la Universidad de Göttingen

Tratamiento estandarizado

El tratamiento farmacológico actual de la rinitis alérgica (AR) varía en el inicio, la duración, el control de los síntomas y requiere una administración frecuente. La toxina botulínica de dosis única (BTX) se ha documentado en varios ensayos como una opción de tratamiento para la rinitis.

La toxina botulínica es una exotoxina generada por Clostridium botulinum. Altera la transmisión de la señal en la unión neuromuscular y neuroglandular mediante la inhibición de la liberación de acetilcolina de la terminal nerviosa presináptica

Tratamiento mejorado mediante esponjas

La inyección de toxina botulínica (bótox) para tratar la rinitis alérgica o intrínseca puede ser una cosa del pasado, ya que los investigadores ahora han demostrado que las esponjas empapadas en botox son igualmente efectivas para tratar la enfermedad. Los investigadores insertaron esponjas en las fosas nasales de los pacientes durante 30 minutos, que se empaparon con botox directamente después de la inserción. Se ha demostrado que el método de aplicación mínimamente invasivo de BTA con una esponja es un método seguro e indoloro que puede llevar a una reducción duradera de la hipersecreción nasal.

Más información acerca del Bótox

Botox es el tratamiento cosmético no quirúrgico más popular, con más de 6 millones de tratamientos de Botox administrados cada año.

Hoy en día el tratamiento del bótox precio es económico. La toxina botulínica ha demostrado ser una proteína terapéutica exitosa y valiosa que se puede inyectar en humanos en concentraciones extremadamente pequeñas y funciona al prevenir que las señales de las células nerviosas lleguen a los músculos, paralizándolos. La toxina botulínica inyectada previene la liberación de acetilcolina, previniendo la contracción de las células musculares.

La toxina botulínica causa una reducción en la contracción muscular anormal, lo que permite que los músculos se vuelvan menos rígidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *