Lo necesario para un buen acondicionamiento acústico

A la hora de diseñar un estudio de grabación se ha de tener en cuenta dos factores importantes: Aislamiento y acondicionamiento acústico.

¿Qué diferencia hay entre aislamiento y acondicionamiento acústico?

Pues de forma muy resumida: el aislamiento acústico evita que el sonido salga al exterior de nuestro recinto molestando a otros o entre al interior de nuestro recinto, molestándonos a nosotros. Y el acondicionamiento acústico evita que la sala sea demasiado reverberante. El acondicionamiento acústico nos proporciona confort acústico dentro de nuestra sala.

Para acondicionar acústicamente una sala, primero necesitaremos saber el fin de esa sala. Se podrá dejar una sala más seca (más absorbente) o más viva (menos absorbente) dependiendo del fin de la sala.

Lo necesario para un buen acondicionamiento acústico 3


Acondicionar los Techos

El acondicionamiento acústico lo podemos empezar a trabajar por el techo. Podremos actuar sobre este montando un falso techo a base de materiales fonoabsorbentes (lana mineral, fibras prensadas, yeso laminado perforado + lana mineral, etc.) existen en el mercado múltiples opciones y materiales para colocar como techo fonoabsorbente. Lo importante es fijarse en el coeficiente de absorción del material. Un coeficiente igual a 1 sería el que proporcionaría la máxima absorción y de cero la mínima (sería un material reflectante de sonido). Es recomendable emplear materiales con coeficientes de absorción a partir de 0,6.

Lo necesario para un buen acondicionamiento acústico 4

Otra opción para montar absorbentes de techo contemplaría colocar “Islas de lana de roca en el techo”. Estas islas se descuelgan con cables de acero desde el techo y pueden combinarse a diferentes alturas e inclinaciones.

Acondicionar las Paredes

En caso de no poder acondicionar el techo o incluso necesitando más absorción extra a pesar de haber actuado sobre el techo, podremos actuar sobre las paredes.

Existen materiales que a igualdad de coeficiente de absorción tienen un grado diferente en estética y o precio. Así que dependiendo de lo que quieras gastar y lo bonita que quieres que quede tu sala, podrás elegir unos u otros.

Forrado de paredes con placas de yeso laminado perforado y lana mineral, adherir espumas piramidales o alveolares a las paredes, pegado directo de paneles de fibra mineral, etc.

Modos propios a bajas frecuencias

Un detalle muy importante a tener en cuenta, especialmente en salas pequeñas son los modos propios. Si la sala tiene paredes paralelas, como suele ser habitual, es probable que se produzcan modos propios en la sala, sobre todo a bajas frecuencias, por lo que quizás haya que incorporar alguna trampa de graves.  Lo ideal sería modificar la estructura de la sala y a la hora de aislarla, no construir la caja dentro de la sala con las paredes paralelas entre sí.

Las trampas de graves pretenden anular estos modos propios (especialmente producidos en bajas frecuencias). Cuando la onda incide sobre estas trampas, en vez de ser reflejada de nuevo por la habitación, es absorbida por la trampa, evitando que se forme el modo propio en esa banda de frecuencia. Las trampas de graves las podemos construir a base de material fonoabsorbente con cámaras de aire que, colocado con espesores relativamente grandes cumplirían el propósito que queremos. La pega principal de las trampas de graves es que no solo anulan las bajas frecuencias sino que también el resto, por lo que un exceso de trampas de graves puede dejar nuestra sala demasiado “seca”.

Lo necesario para un buen acondicionamiento acústico 5

Realizar un estudio acústico previo

Para hacerlo todo de manera un poco más profesional, se debería hacer un estudio acústico previo que contemple entre otras cosas una medición del tiempo de reverberación de la sala antes de colocar ningún material. Con esta medición se calcularía el material absorbente necesario para conseguir un tiempo de reverberación óptimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.